LA COMUNICACIÓN BIMODAL: UNA AYUDA PARA EL DESARROLLO DEL LENGUAJE Y DE LA COMUNICACIÓN

LA COMUNICACIÓN BIMODAL: UNA AYUDA PARA EL DESARROLLO DEL LENGUAJE Y DE LA COMUNICACIÓN

publicado en: Investigación | 0

El artículo que escribió Marc Monfort, hace ya un tiempo, nos explica sobre dicha comunicación. Dada su extensión y densidad, hemos decidido dividirlo en tres partes para facilitar su lectura. En la primera parte definiremos la Comunicación Bimodal (CB), su objetivo principal y las distintas modalidades de aplicación. Más adelante, se analizará la naturaleza del efecto facilitador posterior sobre el desarrollo del habla. Y finalmente, se comentará los beneficios del uso de la CB y las dificultades que se pueden encontrar su introducción.

 

 

 

 

 

 

DEFINICIÓN, OBJETIVO Y MODALIDADES DE APLICACIÓN

Podemos definir la Comunicación Bimodal como el sistema aumentativo de comunicación más utilizado en poblaciones de niños con Discapacidad Intelectual, Trastorno Especifico del Lenguaje y Trastorno del Espectro Autista, con lenguaje oral escaso o nulo. Consiste en que las persones de su entorno usen de forma paralela al habla, unos signos manuales que visualizan cada una de las palabras que dicen. Estos suelen ser extraídos de la Lengua de Signos, usados por la comunidad sorda. Es posible que debamos adaptar los signos originales debido a las posibles dificultades de motricidad que presente cada individuo, creando dialectos signados individuales para cada persona.

 

En consecuencia, el concepto Comunicación Bimodal no se refiere a un conjunto fijo de signos ni una metodología propia de implementación, sino que es un tipo de estrategia comunicativa, que suele se adapta en función de la persona. Así, pues, es un concepto genérico que engloba cualquier programa que fusione el uso de signos manuales con el lenguaje, así como las posibles adaptaciones de las estrategias.

El objetivo principal es evitar que el desfase inevitable entre la edad y sus capacidades de usar el lenguaje oral perjudique su desarrollo, recurriendo a un sistema comunicativo que asegure una mejor integración social y afectiva, que permita adelantar los aprendizajes y que, al mismo tiempo, acelere la aparición del lenguaje oral.

Las personas que presentan discapacidad intelectual leve o moderada, sin alteraciones en el comportamiento o la personalidad, también pacientes con TEL o discapacidad motora suelen seguir un modelo muy funcional a partir del uso natural de la comunicación bimodal por parte de los adultos del entorno, estimulando su imitación y su uso expresivo como se hace para la adquisición del lenguaje oral.

En caso de limitaciones importantes de la coordinación motriz, es a menudo necesario añadir procedimientos de moldeado físico y/o prever un entrenamiento paralelo de las destrezas motoras necesarias para realizar los signos.

Si la capacidad cognitiva del paciente se encuentra más limitada o si está afectado también su comportamiento social (como en el caso del Trastorno Espectro Autista), es necesario pasar por una primera fase más directiva, más basada en el condicionamiento y el moldeado.

 

Texto adaptado por MARIONA ALSEDÀ FLORENSA – Logopeda, Maestra de Educación Especial y Psicopedagoga

 

 

 

 

Fuente:http://www.asociacionalanda.org/pdf/articulos/LA%20COMUNICACION_BIMODAL_MONFORT.pdf

Dejar una opinión