Cómo tener paciencia en tu día a día si antes de levantarme ya la he agotado toda!!!

Cómo tener paciencia en tu día a día si antes de levantarme ya la he agotado toda!!!

publicado en: Supermadres | 0

Madre, mujer, hermana, hija, amiga, profesional…

Primero ocúpate de ti, recupérate, redescubre tu nueva identidad porque está claro que no eres la misma, la maternidad es algo que transforma y no sólo tu vida diaria sino tu pareja, tu ocio, tu autoimagen, tu sistema de preferencias, tu cuerpo! Se habla mucho de conciliación familiar en relación al trabajo pero antes de eso la madre también tiene que hacer otro tipo de conciliación, la maternal, la de la mujer, la de la amiga, la de la hija, la de la “esposa”.

Creo que aquí es donde deberíamos poner toda nuestra atención, en esa persona que quiere resurgir pero no con la misma imagen ni haciendo las mismas cosas ni de la misma forma.

La felicidad es momentánea pero tú la haces eterna porque eres mitad mujer mitad sueño.
La felicidad es momentánea pero tú la haces eterna porque eres mitad mujer mitad sueño.

Hemos de atender principalmente a 3 aspectos:

El cuerpo. Cultivar hábitos saludables hace que la mente vuelva a reorganizarse. El ejercicio sea cual sea la disciplina permite cuidar nuestro cuerpo no de una manera exclusivamente estética sino como sistema de soporte de la mente hará que reoxigene nuestro pensamiento, nuestra voluntad y nuestro ego.

La mente. Hemos de organizar nuestra voluntad, nuestros deseos, inquietudes y restablecer el duelo que supone la vuelta a “la vida real” que ya no es nada real para nosotras. El ocio, la pareja, el trabajo… se han visto transformadas o han desaparecido o se han deteriorado… en definitiva han cambiado y hemos de hacer un ejercicio autoreflexivo y arduo de toda nuestra «nueva vida». En multitud de ocasiones se han retomado aficiones que guardábamos en el baúl de los recuerdos, se han vuelto madres emprendedoras de trabajo compatibles con sus nuevos objetivos vitales, se han reinventado la relación con el otro… Es un momento de crisis que da lugar a un nuevo resurgir de la persona y este momento de inflexión hace que bien orientado sea una oportunidad increíble para perseguir sueños, cumplir expectativas y reinventarse como persona con un a fuerza y determinación asombrosa. Sólo atenderé a un aspecto, tener presente que vuestra pareja no vive este momento como lo hacéis vosotras así que una vez más tenemos que ser diplomáticas sutiles para no desestabilizar demasiado a nuestras parejas ya que corremos el riesgo a que se queden a la deriva.

El entorno social. Con la maternidad y la crianza nos damos cuenta que nuestros círculos cambian, nuestras amistades sin hijos se distancian y otras estructuras familiares se ven atraídas por empatía a este nuestro círculo. También es cierto que el círculo social de la madre se ve más afectado que el del padre pero tranquilas esta readaptación es natural y poco a poco iremos recuperando y haciendo nuevos entornos de desahogo para nosotras, intenta salir de tu círculo de confor y conoce gente nueva que te haga vibrar y te haga sentir otra vez como tú quieres sentirte, localiza tus carencias y trabájalas sin descanso y con determinación pero con pie firme, vuelve a encontrarte en esas situaciones donde eres tú en todo tu explendor y limpia el óxido de tu ser social.

Quieres tener más paciencia con tu familia, empieza por tenerla para ti misma, para lo tuyo, lo que te hace estar viva, lo que te retroalimenta y luego estarás preparada para demostrar como la paciencia que sale de ti hacia el exterior también ha cambiado, creeme!

Cristina Oroz Bajo

Firma-2

 

Dejar una opinión