Diagnosticando el autismo con la mirada.

Diagnosticando el autismo con la mirada.

publicado en: Investigación | 0

El proyecto bbMiradas, que utiliza una técnica pionera para ayudar a detectar síntomas del trastorno, un éxito de un programa piloto en España.

Cuantas veces en el tratamiento de niños con autismo nos hemos visto con esas miradas, esos diferentes encares al objeto, una manera diferente de respirar y de moverse por el mundo. Un trastorno que nos da una lente bien diferente de lo que estamos acostumbrados. Qué gran acerto utilizar la tecnología para su diagnóstico, en Método VICON estamos seguros que en la percepción radica mucha información por eso buscamos una herramienta básicamente perceptiva. Este proyecto que aplica el seguimiento visual para herramienta de detección temprana del autismo permite intervenir específicamente de forma temprana el autismo y así minimizar el impacto que el este genera en el desarrollo de los más pequeños, permitiendo así la atención temprana para favorecer la calidad de vida de los niños, su familia y la sociedad.

“Lo que enseña esta tecnología es que hay una desviación en la orientación de la mirada, que los bebés con autismo a partir de los seis meses lo que hacen es fijarse más hacia los objetos o la boca que hacia la mirada. Esa trayectoria de miradas nos da información sobre un posible TEA y esa información hace que podamos agilizar otras valoraciones que ya nos van a confirmar o descartar un diagnóstico”, explica María Merino, responsable técnico de bbMiradas.

“Lo habitual es que las primeras señales de alerta se puedan identificar alrededor de los 18 meses de edad. Sin embargo, la edad de diagnóstico se retrasa mucho más”, explica Ruth Vidriales, directora técnica de Autismo España. “En los casos más claros, cuando las señales se identifican a los 18 meses, el diagnóstico se produce alrededor de los cuatro años. Hay un desfase muy grande”.

La tecnología, por tanto, es solo una ayuda y aún está en fase experimental, pero permite además llevar a cabo una labor de investigación a través de todos los datos recopilados.

La mayoría de las personas con autismo van a necesitar un apoyo a lo largo de toda su vida. Los déficits en su autonomía van a generar la necesidad de una tercera persona cuando sus progenitores no se puedan hacer cargo. De manera creciente, y a raíz del aumento de la esperanza de vida y el envejecimiento progresivo de la población, se viene demandando el abordaje de las cuestiones que tienen que ver con esa etapa vital y con el establecimiento de medidas de protección que garanticen no solo la seguridad jurídica de las personas con Trastorno del Espectro del Autismo que alcanzan edades avanzadas, sino también la posibilidad de contar con un sistema de apoyos estable en esa etapa vital que contribuya a su bienestar personal y emocional.

Cristina Oroz Bajo

Método VICON
Programa de desarrollo del lenguaje en niños con autismo

Fuente: https://elpais.com/elpais/2020/04/01/mamas_papas/1585770166_241705.html
http://fundacionmiradas.org/

Dejar una opinión