Preguntas frecuentes del Método VICON _ Parte 1

Preguntas frecuentes del Método VICON _ Parte 1

publicado en: Investigación | 0

El método VICON por ser un tratamiento innovador, por ser una herramienta digital con una manera tan especial de estimulación, por su específica implementación y por su gran efecto siempre sugiere dudas… Aquí os dejamos muchas de ellas, seguras de que algún día pasaron por vuestra mente.

¿CUANTAS VECES TENGO QUE VER EL VÍDEO?
La recomendación es buscar 3 momentos al día y de manera sistemática poner el vídeo dos veces. La plataforma web ya ofrece bloqueos de vídeos cada 2 visionados que duran una hora, aunque sí es cierto que si llevamos unas semanas en el método o incluso si en Test de Evaluación Inicial nos ha colocado en una fase más avanzada del método tendremos la posibilidad de poner vídeos de niveles inferiores.

¿PUEDO PONER MÁS VECES EL VÍDEO?
Teniendo en cuenta que la exposición recomendada es de 6 veces al día en 3 momentos lo más separados posible para hacer una estimulación efectiva, nos encontramos con niños que buscan o piden el vídeo más veces. Si vemos que nuestro niño es de este tipo de niños tenemos que actuar teniendo en cuenta los siguientes aspectos:

  • Cuidado con obsesiones: si accedemos siempre a poner el vídeo más y más corremos el riesgo de que nuestro niño se obsesione con el recurso siendo un buscador de VICON constante y es muy importante pautar el uso de pantallas en todo momento. Esta limitación también nos ayudará a no tener problemas por demanda constante del vídeo a un futuro y tener que lidiar todos los días con la insistente demanda del vídeo, pensar que esto puede suceder 3 veces al día y puede ser agotador e insostenible para cualquier madre/padre.
  • Por otro lado, si aún así creo que podría ponerlo alguna vez más a lo largo del día, quizás los fines de semana o días de fiesta o quizás para compartirlo con los abuelos cuando vamos de visita se recomienda que sea el adulto quien proponga la visualización para que siempre ejerza el control sobre el visionado y no tengamos problemas de conducta a largo plazo. Si el niño pide el vídeo, esperamos unos minutos haciendo otra cosa aunque sea provocada y luego, quizás como premio, proponemos nosotros un visionado más, así el control es totalmente del adulto y el niño lo toma como tal.

ME APARECEN VARIOS VÍDEOS… ¿CUÁL TENGO QUE VER?
Tener en cuenta que el vídeo adecuado a su nivel será el último y es el que nos permitirá avanzar en el método al ritmo del niño determinado por el Test De Evaluación Inicial realizado después del registro. Según este Test el programa nos coloca en la fase más adecuada para el niño así que tendremos la posibilidad de poner vídeos de niveles inferiores como complemento. También podremos volver a vídeos superados para repasar o reforzar conceptos que vemos que todavía no están conseguidos pero tener en cuenta que hay habilidades que se repiten en varios momentos para que consigamos adquirir la habilidad en momentos diferentes a lo largo del programa.

¿EN QUÉ OTROS MOMENTOS PUEDO PONER EL VÍDEO?
Elegir el momento ideal para el niño y para su familia es un aspecto muy importante para una correcta adquisición del hábito y en un momento en el que el niño esté más receptivo a la estimulación. Podemos poner el vídeo mientras preparamos la comida, mientras recogemos, en el baño, en el coche mientras viajamos, cuando juega libremente, momento cine con las luces apagadas, justo antes de ir a dormir… La constancia en el visionado determina la efectividad del método.

¿ES CORRECTO PONER LOS VÍDEOS DEL MÉTODO COMIENDO?
Siempre que sea posible el momento de la comida se realizará sin vídeo, es un momento muy rico e ideal para trabajar las habilidades de autonomía, el gusto por la comida y el momento de compartir en familia. Por otro lado nos encontramos en algunas ocasiones con niños con intereses restringidos que les cuesta incorporar lo nuevo. En estos casos exclusivamente proponemos a las familias y terapeutas incorporar los vídeos y considerarlo, siempre que no sea posible de otra manera, incorporarlos incidentalmente mientras comen para evitar escapes y una adaptación al método lo más natural posible. En todos los casos se ha de buscar retirar el reforzador de la comida hasta que lo retiremos totalmente de las comidas.

¿MEJOR ANTES O DESPUÉS DE LAS COMIDAS?
Lo ideal para generar el hábito de los vídeos es hacerlo paralelamente a otro hábito, al momento de comer un hábito ya integrado en la dinámica familiar que nunca nos saltamos. Pero también existen hábitos como el baño, el viaje en coche a la escuela, momentos de juego libre… Hay que tener en cuenta el comportamiento del niño con el momento de la comida, si es un niño que le encanta comer pondremos el vídeo antes y si es un niño que la comida le cuesta pondremos el vídeo como premio después!

¿TRUCOS PARA ACORDARME DE PONER EL VÍDEO?
Si el tema de las comidas no es adecuado a tu logística utiliza alarmas que te recuerden la visualización del vídeo. Puedes también imprimir el logo de VICON y ponértelo en varios sitios de la casa como apoyo visual para recordarlo, hay familias que incluso se han hecho un imán para la nevera que también ofrece la posibilidad al niño de poder pedirlo señalando o como un intercambio de PECS. Un hábito se genera en 21 días así que pasado un tiempo no necesitarás alarmas ni recordatorios, con el tiempo y el hábito bien instaurado incluso tu niño lo recordará por ti!!

Pronto os daremos más pistas de cómo sacar
el mayor potencial del Método VICON!!!

CRISTINA OROZ BAJO

Método VICON
Programa de desarrollo del lenguaje en niños con autismo

Dejar una opinión