El juego de marionetas en los niños con autismo

El juego de marionetas en los niños con autismo

publicado en: Investigación | 0

Antes que nada, quisiéramos invitarte a revisar nuestro pasado artículo, donde comentábamos sobre algunos juegos que puedes llevar a cabo con tus pequeños durante la cuarentena, puedes encontrarlo en el siguiente link.

El juego de marionetas permite reconocer y encontrar emociones en los niños con autismo, además de ser excelente para expandir sus habilidades de lenguaje y comunicación.  A la mayoría de los niños neurotípicos les encanta jugar de forma natural y utilizar su imaginación intuitivamente a una edad relativamente temprana. Vemos esto en el desarrollo normal, lo más común alrededor de los 3-6 años de edad. Un niño puede levantar un carro de juguete y «fingir» que está subiendo y bajando los muebles; puede hacer sonidos con alegría para indicar la velocidad y el motor del automóvil. A medida que el niño se vuelve más maduro y desarrolla relaciones en el mundo, puede correr el auto y contarnos una historia sobre quién está en el auto, a dónde van y otros detalles. Los niños aprenden sobre su mundo a través del juego y luego pueden desarrollar imaginaciones saludables.

Los niños con autismo a menudo tienen desafíos para desarrollar imaginaciones y juego simbólico por lo que encontramos ideal poder trabajarlo desde bien pequeños para darles herramientas para ir rompiendo esta realidad. Esto, además de la comunicación y la socialización, es un área en la que las terapias creativas pueden ayudar. Al involucrar al niño de manera creativa y conocerlo dónde está, podemos resaltar sus propios intereses y ayudarlo a desarrollar esta habilidad de manera divertida. El tema de la creatividad y de los juegos como potenciales herramientas para desarrollarla, lo habíamos tocado en uno de nuestros anteriores artículos. Puedes visitarlo si deseas.

Hacer títeres es una gran actividad que combina arte y juego juntos! Hay formas muy simples de hacer títeres que pueden ser ejecutados por artistas y principiantes por igual. Incluso hay «espacios en blanco» de tela o papel precortados que pueden usarse como entrantes de varios proveedores de útiles escolares o de arte. Hay una variedad de estilos como títeres de bolsas de papel, títeres de calcetines, títeres de dedo, títeres de palo o títeres de guante, por nombrar algunos.

Hay muchos estilos y formas diferentes de crear títeres y realmente no importa cuál elijas. El objetivo es trabajar juntos y alentar al niño a ser creativo e imaginativo con el acto de hacer el títere y luego con jugar después.

Siempre es bueno tener una referencia visual, por lo que puede ser útil hacer una muestra de títeres con anticipación o tener una imagen. Sin embargo, trata de promover cambios creativos mientras el niño hace su propio títere. La retroalimentación verbal es una buena manera de apoyar los esfuerzos del niño. Diciendo: «¡Oh, me gusta la forma en que usaste el cabello azul en el tuyo en lugar de marrón, es tan divertido y brillante!» Mientras creas el títere con tu pequeño, puede haber oportunidades para comenzar a «fingir» haciendo voces o dándole un nombre al títere. 

Te recomendamos que hagas un títere con el personaje favorito de tu hijo, esto lo estimulará mucho más y ayudará a que quiera involucrarse con mayor motivación a esta actividad. Después de la creación artística, la obra puede comenzar. Al principio, es posible que algunos niños en el espectro no se unan, sino que observen el juego o simplemente no presten atención. Esto está bien. Es posible que tengas que jugar para ellos en lugar de con ellos al principio. Eventualmente, pueden volverse curiosos y probar algunas cosas con el títere. Incluso si no parece tener sentido, sigue su ejemplo y ve con eso, diviértete con tu pequeño. 

Dejar una opinión