Estrategias de socialización y aprendizaje para adolescentes varones con TEA

Estrategias de socialización y aprendizaje para adolescentes varones con TEA

publicado en: Investigación | 0

La socialización es un rasgo darwiniano que nos ha permitido tener éxito donde otras especies físicamente más adeptas han fracasado. La socialización ayuda a fomentar el intercambio de conocimientos, el trabajo en equipo, y ayuda a establecer  alianzas. Las personas que están aisladas socialmente no comparten las ventajas de la socialización. El trastorno del espectro autista afecta en diferentes ámbitos a nuestros niños con esta condición.

 De manera general, los niños con TEA prefieren estar solos, esto es debido a que no comprenden las normas y pautas sociales o no saben responder a las demostraciones tanto de afecto como de enfado, dada su dificultad para comprender las acciones de las otras personas.

Si tienes dudas con respecto a si tu hijo necesita terapia de lenguaje, no te pierdas este artículo. 

En este orden de ideas, compartimos con ustedes algunas estrategias que pueden ayudar a tu hijo adolescente  a mejorar su socialización y habla.

  1. Fomentar el juego y la interacción social.  Los niños y adolescentes aprenden a través del juego, y eso incluye aprender el lenguaje. El juego interactivo brinda oportunidades agradables para que usted y su hijo se comuniquen. Pruebe una variedad de juegos para encontrar los que le gustan a su hijo. Pruebe también actividades lúdicas que promuevan la interacción social. Los ejemplos incluyen cantar, recitar canciones de cuna y juegos de cosquillas. Durante sus interacciones, colóquese frente a su hijo y cerca del nivel de los ojos, para que le resulte más fácil verlo y escucharlo.
  2. Imita a tu hijo.  Imitar los sonidos y los comportamientos de juego de su hijo fomentará más vocalización e interacción. También alienta a su hijo a que lo copie y se turne. Asegúrese de imitar cómo está jugando su hijo, siempre que sea un comportamiento positivo. Por ejemplo, cuando su hijo rueda un coche, usted también lo hace. Si él o ella choca el auto, tú también chocas el tuyo. ¡Pero no imites tirar el auto!
  3. Centrarse en la comunicación no verbal. Los gestos y el contacto visual pueden construir una base para el lenguaje. Anime a su hijo modelando y respondiendo estos comportamientos. Exagera tus gestos. Use tanto su cuerpo como su voz cuando se comunique, por ejemplo, extendiendo su mano para señalar cuando dice «mirar» y asintiendo con la cabeza cuando dice «sí». Use gestos que sean fáciles de imitar para su hijo. Los ejemplos incluyen aplaudir, abrir las manos, extender los brazos, etc. Responda a los gestos de su hijo: cuando mire o señale un juguete, déselo o tome la señal para que juegue con él. Del mismo modo, señale el juguete que desea antes de recogerlo.
  4. Deje «espacio» para que su hijo hable.  Es natural sentir la necesidad de completar el lenguaje cuando un niño o adolescente no responde de inmediato. Pero es muy importante darle a su hijo muchas oportunidades para comunicarse, incluso si no está hablando. Cuando haga una pregunta o vea que su hijo quiere algo, haga una pausa durante varios segundos mientras lo mira expectante. Esté atento a cualquier sonido o movimiento corporal y responda rápidamente. La rapidez de su respuesta ayuda a su hijo a sentir el poder de la comunicación.
  5. Simplifica tu idioma.  Hacerlo ayuda a su hijo a seguir lo que está diciendo. También hace que sea más fácil para ella imitar tu discurso. Si su hijo no es verbal, intente hablar principalmente con palabras sueltas. (Si está jugando con una pelota, usted dice «pelota» o «rodar»). Si su hijo habla palabras sueltas, suba la apuesta. Hable en frases cortas, como «rodar la pelota» o «lanzar la pelota». Siga esta regla «única»: generalmente use frases con una palabra más de la que usa su hijo.
  6. Siga los intereses de su hijo.  En lugar de interrumpir el enfoque de su hijo, siga las palabras. Usando la regla única, narre lo que está haciendo su hijo. Si está jugando con un clasificador de formas, puede decir la palabra «dentro» cuando coloca una forma en su ranura. Puede decir «forma» cuando levanta la forma y «tira formas» cuando las tira para comenzar de nuevo. Al hablar sobre lo que atrae a su hijo, lo ayudará a aprender el vocabulario asociado.
  7. Considere dispositivos de asistencia y soportes visuales.  Las tecnologías de asistencia y los soportes visuales pueden hacer más que ocupar el lugar del discurso. Pueden fomentar su desarrollo. Los ejemplos incluyen dispositivos y aplicaciones con imágenes que su hijo toca para producir palabras. En un nivel más simple, los soportes visuales pueden incluir imágenes y grupos de imágenes que su hijo puede usar para indicar solicitudes y pensamientos. Por ejemplo su hijo puede favorecerse de los beneficios que brinda la musicoterapia en el desarrollo de su lenguaje, como es el caso del programa de aprendizaje Método VICON. 

También cabe destacar que la lecturas de cuentos es una estrategia de comunicación, no te pierdas esta información al respecto. 

Los terapeutas de su hijo están especialmente calificados para ayudarlo a seleccionar y utilizar estas y otras estrategias para fomentar el desarrollo del lenguaje. Dígale al terapeuta sobre sus éxitos, así como sobre cualquier dificultad que tenga. Al trabajar con el equipo de intervención de su hijo, puede ayudar a proporcionar el apoyo que su hijo necesita para encontrar su «voz» única. Además no te pierdas las siguientes recomendaciones que te ayudarán a generar situaciones de comunicación. 

Dejar una opinión